15:45h. Miércoles, 17 de Enero de 2018

Ridículo Separatista

Raras veces cuando uno se va de fiesta por la Mallorca profunda no encuentra separatistas dispuestos a fastidiar la fiesta y a darte la lata como si cobrasen por ello.

Una chica de unos 16 años se sorprendió al ver que aún hay jóvenes en Baleares que defienden la unidad de España y la lengua balear, obviamente a la chica le causó tal estupefacción dicha situación que no pudo resistirse a recurrir al insulto al ver que sus argumentos no eran válidos.

La chica me dijo que ella se sentía "muy catalana" excusándose por razones políticas, de tierra y de cultura. Yo no sé si la joven sabe que para ir de Mallorca a Cataluña se tiene que pasar por el mar Mediterráneo, es decir, es dudoso que se sienta catalana por razones de tierra ya que tierra hay poca.

Como es habitual en el separatismo, la fomentación del odio hacia España se pudo apreciar en aquella maravillosa velada binissalemera. "ESPAÑA ENS ROBA" dice, lo repitió tanto que su similitud con el lema nazi del siglo pasado no se convertiría en una demagógica comparación, que son perfectamente comprables ya que ellos mismos se autodefinen como nacionalistas y socialistas al mismo tiempo, esto, estimados lectores, tiene un nombre el cual no se lo deseo a nadie.

La chica desconoce por completo que hace varios días salió por la prensa nacional, y cuando digo nacional me refiero a la prensa española, que el gobierno en funciones que preside Mariano Rajoy pagó 1.600 millones de euros a la Generalidad a petición de Oriol Junqueras para salvar a Cataluña de la quiebra, pero claro, la pobre chica, al no tener una actitud crítica, no pudo ver que lo que estaba diciendo no tenía ni pies ni cabeza, era una falacia que no se convierte en verdad por muchas veces que se repita, ya lo dijo Alexander Poper "el que dice una mentira, no sabe que tarea ha asumido, pues tendrá que decir veinte más para garantizar la certeza de la primera"

El segundo tema en cuestión que se planteó en aquel debate era sobre la existencia de un hipotético "principado de Cataluña", en aquel momento la chica perdió los papeles por completo, dijo que Cataluña era un principado pero sin príncipes, ya me dirán como se puede considerar un principado si no se tiene príncipes.... Al ver la metida de pata y el ridículo tan estrambótico al que se vio abocada, dijo una tontería un más grande, la joven rectificó y me dijo que Cataluña no era un principado sino una república integrada en la Corona de Aragón. Claro, todos sabemos que cuando se tiene el título de "corona" en realidad se refieren a que es una república....

Esta es una clara demostración del adoctrinamiento ideológico que sufrimos los alumnos, nuestros gobernantes deberían tomar cartas en el asunto y defender y garantizar de una vez por todas el derecho que tenemos los estudiantes a recibir una educación apolítica y libre de imposiciones.