18:51h. Domingo, 19 de Noviembre de 2017

ENTREVISTA

(Entrevista) José Manuel Inchausti: "Reflexiones para los Separatistas Catalanes"

El escritor, José Manuel Inchausti, ha creado un ensayo titulado 'Reflexiones para los Separatistas Catalanes' dónde expone sus puntos de vista sobre separatismo catalán.

Jose Manuel Inchausti (Reflexiones para separatistas catalanes)
Jose Manuel Inchausti (Reflexiones para separatistas catalanes)

Entrevista Grabada

En Baluarte Digital hemos tenido el placer de entrevistar al escritor José Manuel Inchausti Arribas, autor del ensayo 'Reflexiones para los separatistas catalanes'. Se trata de un libro escrito en segunda persona del plural, donde el autor habla figuradamente con los separatistas exponiéndoles, de una forma irónica, sus debilidades, contradicciones y miserias.

Inchaustí consciente de que la leyenda negra que recorre de la imagen de España fue fabricada por sus enemigos, en el contexto de una guerra de propaganda, a partir del siglo XVI e incluso antes, indaga en los elementos que recogió la burguesía catalana para crear el movimiento secesionista en base a un nacionalismo clásico que siempre se fundamenta en tres artefactos políticos básicos: victimismo, supremacismo y manipulación histórica.

El autor, sin complejos, explica cómo el nacionalismo creado por Jordi Pujol, a partir de un férreo control propagandístico de los medios de comunicación -públicos o privados-, de la subvención sistemática y el clientelismo, este movimiento ha conseguido aferrarse al poder y ha construido una suerte de régimen con tendencias totalitarias. Hace un especial hincapié en el caso del "Grupo Godo" como el ejemplo casi perfecto de clientelismo político.

José Manuel Inchaustí nos comenta que, históricamente, la posición estratégica de Cataluña ha sido favorable para la industria lo que hizo que, en su momento, el Estado decidiera crear una región industrial protegida en la zona de Barcelona. Esa política propició un cierto bienestar económico que fue aprovechado por la propaganda catalanista desde sus inicios. Jordi Pujol creó una versión corregida y mejorada del catalanismo reforzando los tres pilares de todo nacionalismo antes citados: victimismo, supremacismo y manipulación histórica.

Nos comenta el autor que Jordi Pujol ya se empezó a preparar para el control social desde antes de la creación de “Banca Catalana” manteniendo contacto con el inversor Moisés David Tannembaum, de origen judeo-polaco, que colaboró no solo en la creación de esa entidad financiera sino en la articulación de la filosofía política del que sería durante 23 años presidente de la Generalitat.

También en el libro habla irónicamente de la visión de los ciudadanos del resto de España hacia los separatistas catalanes sin entrar en el juego de clasificar a todos por igual pero siempre destacando que el separatismo catalán no puede entenderse sin el catalanismo. El nacionalismo vasco encontró en el catalanismo una base filosófica, al ser más tardío y una degeneración del vizcainismo de Sabino Arana.

El autor distendidamente ve cómo la raíz del separatismo nace con el propio catalanismo, y que partidos que no se declaran separatistas como PSC o las confluencias de podemos, están llenos de “troyanos” separatistas y gente protoseparatista.

Para finalizar la entrevista, José Manuel Inchausti remarcó que los rasgos sociales, históricos y culturales de los catalanes serían claramente españoles incluso si los separatistas consiguieran su objetivo. Aunque Inchausti ve que la segregación es casi imposible que se pueda producir.